martes , 27 de octubre 2020
Inicio / Sucesos / Cuatro personas fueron detenidas tras el asesinato de Geraldine Quintero en Mérida

Cuatro personas fueron detenidas tras el asesinato de Geraldine Quintero en Mérida

Cortesía

Efectivos del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas detuvieron a cuatros individuos implicados en el asesinato de la joven Geraldine Quintero, quien fue hallada calcinada el pasado 9 de enero en el sector el Salado Alto, puente El Humo, parroquia Montalbán del municipio Campo Elías, estado Mérida.

Entre los detenidos se encuentran José Hernández Andrade, de 19 años de edad; Cristian Manuel Delgadillo Contreras (19); Robert Enrique Arias Vielma alias “El Gato” (19) y Oneyber Alejandro Díaz Sánchez (20), informó el director del cuerpo policial, Douglas Rico en su cuenta de Instagram.

 

 

 

 

 

 

Según la autopsia realizada, la muerte de la joven fue causada por una herida de bala en la región parietal-occipital derecha (la cabeza); debido al mal estado en el que se encontraba el cadáver se realizaron estudios odontológicos para agilizar el proceso de la investigación.

Gracias a las investigaciones realizadas por el Cicpc mediante los análisis telefónicos, se presume que Quintero fue contactada por José Hernández, quien era su pareja, para la venta de unas divisas, la joven se trasladó hasta el punto de encuentro, donde tuvo una discusión la cual causó que Hernández le propinara un disparo con un arma de fuego, la cual era propiedad de “El Gato”.

Posteriormente, en complicidad de los otros detenidos planificaron trasladar el cuerpo sin vida en un vehículo propiedad de Oneyber, abandonando el cuerpo en una zona boscosa el sector el Salado Alto, donde le prendieron fuego a la hoy occisa.

El vehículo fue recuperado por los funcionarios.

También te puede interesar:

Hallan cabeza de una mujer en basurero de Barrio Aeropuerto




Te puede interesar

Niño de 3 años murió al manipular un arma de fuego

Un niño de tres años de edad murió el pasado sábado al manipular un arma …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *