jueves , 21 de enero 2021
Inicio / Entretenimiento / Detenido youtuber ruso por dejar morir a su novia y transmitirlo en vivo

Detenido youtuber ruso por dejar morir a su novia y transmitirlo en vivo

Vía Youtube

Stanislav Reshetnikov, es un youtuber ruso mejor conocido como Reeflay, quien tenía el hábito grabar vídeos extremos, para obtener visitas en su canal. Reeflay, incluso acostumbraba maltratar a su novia Valentina delante de las cámaras con el mismo propósito.

El pasado viernes 4 de diciembre, las autoridades rusas detuvieron a Stanislav Reshetnikov por “causar deliberadamente un daño grave a la salud” de Valentina y lo condenaron a pasar dos meses de prisión preventiva.

En las imágenes del incidente ocurrido el pasado 2 de diciembre, se muestra como Reeflay abofetea y ofende a su novia, mientras que la jala del cabello y la echa al patio en ropa interior gritándole que olía mal.

Lo que Stanislav no tomo en cuenta fue que el barrio de Moscú donde viven, amaneció a -4C de temperatura. Después de varias horas, el youtuber consideró que ya era momento para que Valentina volviera al interior de su casa, por lo que la metió al lugar a rastras, no obstante la joven ya encontraba sin signos vitales.

Cuando él se dio cuenta que su novia ya no se movía y según mostraba el vídeo, trató de reanimarla con un masaje cardíaco mientras le gritaba “Vive, vive”, todo quedó registrado durante el en vivo de Youtube.

Como Reeflay tenía acostumbrados a sus seguidores a mostrar retos extremos por dinero, muchos creyeron que Valentina solo estaba fingiendo para agregar más tensión.

Lo cierto es que Stanislav Reshetnikov aseguró que su intención no era hacerle daño a su pareja, sino cumplir el nuevo reto para su canal en Youtube, pero las consecuencias de sus acciones deberá analizarlas desde la prisión.

Lee también

Critican a Lasso por comentario sobre su “futuro hijo”




Te puede interesar

Gianluca aseguró que “ahora sí es venezolano” (+Video)

La venezolana Sharon Fonseca explicó que junto a su pareja Gianluca cumplió otra meta, pues …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *