jueves , 6 de mayo 2021
Inicio / Política / Gallo: Detener a Guaidó se convierte en un elemento más de desasosiego para los hogares de Venezuela

Gallo: Detener a Guaidó se convierte en un elemento más de desasosiego para los hogares de Venezuela

Gallo: Detener a Guaidó se convierte en un elemento más de desasosiego para los hogares de Venezuela/ Cortesía.

REBECA ESPINOZA

rebecaespinozaromero@gmail.com

Bruno Gallo, uno de los dirigentes del partido Avanzada Progresista, advierte que la situación de Venezuela y la crisis “que vivimos los venezolanos es suficientemente grave como para agregarle elementos que pongan el ambiente político más caldeado y más tenso”. Esto en referencia a la posible detención de Juan Guaidó.

Gallo manifestó que “se trata de que los venezolanos estamos atravesando por una hiperinflación, una crisis eléctrica de proporciones totalmente desconocidas por nosotros y en la que los guaireños, y caraqueños tienen que estar cargando agua de cualquier chorrito que vean por ahí”. Agregó que ponerle más tensión “es sencillamente criminal y cuando digo agregarle tensión me refiero a la posible detención de Guaidó o a cualquier acción que signifique lo mismo”.

Instó a los políticos del país a ponerse por encima de las circunstancias y la situación que viven los venezolanos, y empezar a generar espacios de encuentro, de consenso para aliviar el sufrimiento de los ciudadanos.

“Detener a Guaidó se convierte en un elemento más de desasosiego para los hogares de Venezuela.  Es inadmisible en este momento cualquier acción política que tense más las cosas y ponga a los venezolanos, al borde de una confrontación que sabemos cuándo comienza pero no cuándo termina”, indicó.

Ponerle solución a los problemas del país

El dirigente considera conveniente y necesaria la creación de lugares de consenso en todos los niveles: en las comunidades, edificios, municipios, liderazgos regionales y, por supuesto, para enfrentar la crisis eléctrica, la hiperinflación y la crisis de agua.

“En este momento, Guaidó no puede resolver los problemas por sí solo porque el Gobierno de facto lo tiene Maduro, pero éste solo ha demostrado no poder resolver los problemas. Y por si fuera poco, una buena parte de las finanzas de la nación están en manos de la oposición política que representa Guaidó y de la oposición. Creo que la única manera de resolver los problemas es que Maduro y Guaidó se sienten, por lo menos, a resolver cosas específicas pero además es absolutamente indispensable que cese la irresponsabilidad”, agregó.

Asimismo, enfatizó que Maduro “no puede sentarse frente a una cámara solamente a decir que el imperialismo atacó Guri. Tiene que decir cómo va a ser el racionamiento eléctrico, hasta dónde va a llegar y cuántas horas va a durar. Tiene que dejar de comportarse como el jefe de una fracción política y comenzar a comportarse como uno de los bandos en conflicto que quiere una mejor calidad de vida para los venezolanos”.

Intromisión externa

Respecto a si los conflictos políticos podrían generar más sanciones que afectasen al país, respondió: “Claro. De hecho, acabamos de ver una carta amenazante de Rusia a Colombia diciendo que cualquier agresión contra el gobierno de Maduro va a ser considerada una agresión a Rusia. Y lo mismo ha dicho Trump, que cualquier agresión a sectores democráticos, en este caso, a Guaidó, va a ser considerada una agresión a la comunidad internacional”.

De la misma manera, puntualizó que se trata es de que “los venezolanos tomemos las decisiones que nos corresponden, que no permitamos que Rusia y EE.UU nos negocien; que no permitamos que estas dos potencias, a costa de Venezuela, redescubran la guerra fría o la reinventen”.

“Sin ser pájaro de mal agüero, la situación es grave pero puede agravarse más. No tenemos electricidad pero podríamos dejar de tener gasolina (…) podríamos padecer una escasez y un sufrimiento típico de países en guerra”, advirtió.

 

 

 

 

 

Finalmente, destacó que las calles de Venezuela están “encendidas” por la angustia y la necesidad. “Probablemente el detonante más poderoso en las calles no sea la detención de Guaidó, sino el hastío, la desesperanza, el que la gente abra el grifo y no salga agua, pase el interruptor y no haya luz. La gente no tiene en la nevera nada qué comer pero cuando logra meter algo de comer en la nevera, se va la luz y se le pierden los alimentos. Eso puede ser un detonante terrible para una situación de calle muy peligrosa”.

Y reiteró que “si los polos no entienden que lo mejor es tratar de volver este país a la normalidad, entonces no merecen ser su dirección política”./ RE

Lea También

11 Acuerdos fueron firmados entre Venezuela y Rusia




Te puede interesar

Discuten proyecto de Ley de Chamba Juvenil

“Asumen el compromiso de garantizar que los jóvenes del municipio Vargas conozcan y debatan los …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *