martes , 11 de mayo 2021
Inicio / Salud / La alimentación y los cálculos renales

La alimentación y los cálculos renales

Los cálculos renales pueden ser del tamaño de arena o grava, tan grandes como una perla, o inclusive más grandes. Un cálculo puede bloquear el flujo de orina y producir un gran dolor. Del mismo modo, puede desprenderse y viajar por medio de las vías urinarias todo el trayecto hasta salir del cuerpo sin originar excesivo dolor.

Existen cuatro tipos de cálculos renales.

El calcio es el tipo de cálculo más común. El calcio se puede combinar con otras sustancias, como el oxalato (la sustancia más común), para formar el cálculo.

Un cálculo de ácido úrico se puede fundar cuando la orina contiene demasiado ácido.

Un cálculo de estruvita se puede formar luego de una infección en el aparato urinario.

Los cálculos de cistina son poco comunes. La enfermedad que origina estos cálculos es hereditaria (pasa de padres a hijos).

Ingerir líquidos

Tomar mucho líquido es trascendental para tratar y prevenir todos los tipos de cálculos renales. Permanecer hidratado (tener líquido suficiente en el cuerpo) conservará la orina diluida y esto hace más difícil que se formen los cálculos.

Recomendaciones para su alimentación abarcan:

  • No coma más de 3 onzas (85 g) de carne en cada comida.
  • Impida alimentos grasos tales como aderezos, helados, alimentos fritos y adobos.
  • Coma suficientes carbohidratos.
  • Consuma más limones y naranjas y beba limonada ya que el citrato en estos alimentos evita que se formen cálculos.
  • Si está bajando de peso, hágalo lentamente, dado que la pérdida rápida de peso puede causar la formación de cálculos de ácido úrico.

Fuente: A Tu Salud en Línea

Fotografía cortesía




Te puede interesar

Médicos Unidos donó insumos en la parroquia Caruao

Foto cortesía La ONG Médicos Unidos, capítulo Vargas, realizó un recorrido el pasado sábado por …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *