jueves , 13 de mayo 2021
Inicio / Internacional / Llamas en la Amazonia se deben a la deforestación, explican expertos

Llamas en la Amazonia se deben a la deforestación, explican expertos

Foto: Cortesía

Según estudios de biología y expertos, los miles de incendios en la Amazonía Son principalmente incendios de vegetación y ramaje en zonas despejadas por la deforestación.

Pero la multiplicación de las llamaradas es sobre todo resultado de la deforestación para la industria maderera, para crear tierras cultivables y para otras actividades humanas, que no están en una armonía proporcional con la naturaleza.

Jeffrey Chambers, profesor de geografía en la universidad de Berkeley y especialista en selvas tropicales, sostiene que “en el trópico, el fuego es usado de manera extensiva para el manejo de la tierra, es la manera para deshacerse de los desechos agrícolas, y parte de la razón de que eso funcione es porque esos fuegos generalmente no entran en la selva (…) Una selva tropical generalmente no es inflamable”.

En la Amazonía, cuando una parte de la selva es despejada, los troncos son sacados pero el resto de la vegetación se quema en el lugar durante la temporada de sequía, que dura de julio a noviembre. Para los terrenos agrícolas o las praderas, la vegetación y las malas hierbas se amontonan a la espera de la sequía. Eso es lo que ahora está ardiendo.

Los incendios hacen la deforestación “visible”, insiste Paulo Brando, de la universidad de California en Irvine y del Woods Hole Research Center, y quien actualmente está en Sao Paulo.

“Los incendios son la fase final de la deforestación”, dice a la AFP.

La deforestación de la selva amazónica comenzó realmente en la década de 1970, y alcanzó su cenit anual a finales de los años 90 y principios de la década de los 2000. En 2004, cerca de 28.000 kilómetros cuadrados de selva fueron borrados solo en Brasil (la Amazonía se extiende por nueve países, pero el 60% está en Brasil).

Luego la deforestación se retrajo fuertemente, antes de volver a acelerarse en 2014, aunque nunca alcanzando los picos de la década anterior. El año pasado, unos 7.500 km² desaparecieron, según el Instituto brasileño de Investigaciones Espaciales (INPE).

“Ahora estamos viendo mayormente un aumento de los incendios relacionados con la deforestación, que podrían o no penetrar en los bosques primarios. Dependerá de la sequía en los próximos meses”, explica Brando.

También te puede interesar

Capturado en Costa Rica gato que llevaba celulares a presos




Te puede interesar

Conflicto entre Israel y Palestina contabiliza 90 fallecidos

Foto referencial Los conflictos continúan este jueves entre las naciones de Israel y Palestina, cuando …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *